05
Dic
09

Buscando a Eric (Ken Loach, 2009)

A pesar de ser categóricamente rechazado por una parte de la crítica especializada, Ken Loach es, sin duda, uno de los grandes directores de la actualidad. Dedicado a la dirección audiovisual -tanto en televisión como en cine- desde hace más de 40 años, Ken ha logrado mantenerse en el difícil mundo del cine (europeo) película tras película y, a menudo con lo que a mi juicio debe considerarse un valor añadido: abordar personajes anónimos pero representativos para criticar el mundo en que vivimos. Este es uno de factores que quizás ha impulsado la indiferencia de algunos críticos; utilizar el arte para hacer realismo social y tener una actividad política manifiesta.

En Buscando a Eric, Loach trabaja con su habitual guionista Paul Laverty y se alejan de los planteamientos más políticos y dramáticos de sus últimas películas (En un mundo libre… y El viento que agita la cebada) para combinar drama y humor. La película se centra en la vida de un trabajador de correos al borde de la desesperación absoluta. Eric Bishop (Steve Evets) es un fanático del fútbol, separado y que trata de convivir con sus dos hijastros que se verá obligado a hacer frente a su pánico, a arriesgarse y actuar para enfrentarse con su propia vida y su pasado; su ex-mujer y sus hijos. Para ello se apoyará en sus amigos y compañeros de trabajo pero, sobre todo, en su héroe Eric Cantona con quien conversará filosóficamente acerca de sus opciones y su vida entre copas de vino y cigarrillos de la risa.

El futbol ocupa un papel importante en la película pero no de una forma cargada sino siendo conscientes de que, como dicen en la película, “los partidos de fútbol son el único sitio en que uno puede juntarse con sus amigos a gritar,” un espectáculo dónde el individuo se olvida de sus problemas durante dos horas. Los momentos más tensos de la película están ligados a la historia de uno de los hijos de Eric Bishop que sin saber casi como queda atrapado en la red del gangster local. Por otra parte, los amigotes de Eric -aquellos con los que trabaja, ve el futbol y comparte terapia (magnífico personaje el de Meatballs) se encargan de darle a la historia un final feliz, cómico y emocionante cuando crees que esta sólo puede terminar mal. A veces, parece advertirnos esta comedia, las cosas pueden salir bien aunque se hayan puesto muy feas. Ese momento de redención personal y colectiva que supone la Operación Cantona es un desenlace valiente que, a la vez, satisface al espectador.

Personalmente, uno de los aspectos que más me ha gustado es la presencia del rock ‘n’ roll en el relato. Eric Bishop era un buen bailarín de rock ‘n’ roll, así conoció a Lily. Eric recuerda sus zapatos de gamuza azul (Blue Suede Shoes) que terminan volviendo a brillar, los bailes de It’s Late y High Shcool Confidential y Cantona, en uno más de sus dichos, le recuerda con un perfecto doble sentido que uno nunca olvida el rock ‘n’ roll. En definitiva, Buscando a Eric es una película muy recomendable con la que el espectador llega a reírse y emocionarse a partir de una situación dramática y creíble de un trabajador de correos al que un día le dio pánico enfrentarse a la vida.

 


0 Responses to “Buscando a Eric (Ken Loach, 2009)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Décadas y estilos

Música en Tránsito

diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Comentarios recientes

frutasingular on La imagen de un final: Lynyrd…
frutasingular on Videoarte
org.uk on Coloquio con Jesús Franco sobr…
Desde Tránsito no nos hacemos responsables de los enlaces externos y os animamos a adquirir copias originales (siempre que podáis). Este es un espacio altruista para compartir y divulgar la cultura en el que esperamos podáis conocer cosas nuevas o sorpredentes.

A %d blogueros les gusta esto: