13
Abr
10

“A la tristeza le llevamos guitarrazos y al aburrimiento le llevamos Los Suaves”

Hablamos amistosamente con Charly de Los Suaves con motivo de la presentación de su Adiós Adiós. Haciendo balance de la trayectoria del grupo, nos cuenta cuáles son las sensaciones del grupo tras publicar el disco y empezar a defenderlo en directo. Además, repasamos influencias, comentamos letras y abordamos el tratamiento de la crítica musical.

Amablemente, Charly nos atendió a la puerta de la sala

Llevamos toda la vida disfrutando de ellos, acudiendo a sus conciertos y emocionándonos con sus canciones. Después de 30 años, Los Suaves siguen en la carretera y nos presentan su último trabajo, Adiós, Adiós, un disco revitalizador cargado de rock. Canciones como Esa noche te perdí, Corre conejo corre o El último pecado vuelven a situarlos en el punto de mira y deberían despejar definitivamente los complejos estériles existentes en torno al rock español. Aprovechamos su concierto en Valencia para hablar con Charly Domínguez, bajista y fundador del grupo junto a su hermano Yosi, que nos atendió muy amablemente en la calle ya que la organización no nos permitía la entrada en la sala. Todo un ejemplo de humildad, agradecimiento y cercanía.

Tras cinco años desde El Jardín de las Delicias, todos coinciden en que Adiós, Adiós es una vuelta a lo grande, un disco potente con grandes canciones.

A nosotros –y ya hablo también en nombre propio- la preproducción que habíamos hecho en Ourense ya nos encantaba. Entonces, sabíamos que peor que eso no lo íbamos a hacer y que al grabarlo iba a quedar mejor. Con el anterior  no quedamos muy contentos, fue un disco que no era todo lo que son Los Suaves con todos los cambios y revoluciones que pudiera contener. Este disco nos encanta a todos, coincidimos en que es un disco de largo recorrido y que lo importante es preparar un gran año en grupo. De hecho, en la gira estamos tocando 5 ó 6 temas de este último disco –cosa que nunca habíamos hecho-. Estamos muy contentos, esperamos tocarlo durante mucho tiempo y posiblemente incluiremos dos temas más. Tan contentos estamos que, a lo mejor, también nos ha llevado a que no fuese un adiós definitivo –que no lo era pero bueno- sabemos que ha gustado mucho, incluso a gente a la que no le gustábamos.

Yo entiendo que debe haber gente que se enganche a Los Suaves solamente por vuestro último disco.

Es posible porque hay gente que hoy tiene ya la posibilidad de comprárselo, de escuchar. También gente que tiene ahora 14 años y se da cuenta que hay un grupo como nosotros y lo van pillando.

Supongo que ahora, después de 30 años tocando, lo más difícil a la hora de preparar los conciertos será organizar una lista con el repertorio.

Eso es lo más difícil, desde hace años. Es un trabajo arduo, cansino y agotador. Yo cojo todos los temas que tenemos, los apunto en un papel y los llevo al local de ensayo, hasta las versiones –incluso la canción que hicimos de homenaje a Barón Rojo-  

¿Te refieres a Dame la oportunidad?

Sí, lo ponemos todo y te mueves entre 22 ó 23 temas. Por eso en esta gira estamos tocando fragmentos de temas porque no tenían cabida enteros. Tenemos un popurrí porque es imposible. A la gente que viene a los conciertos les digo que, cuando estén aburridos, prueben a hacer una lista de 22 ó 23 temas de los 140 que hay y que guste a los demás. Entonces se dan cuenta de que es imposible contentar a todos.

Thin Lizzy, una referencia común para Los Suaves

En este disco volvéis a hacer una versión, una canción de Gary Moore en homenaje a Phil Lynott. Tenéis el ¿Sabes?, Phil Lynott murió, la dedicatoria del directo de ¿Hay alguien ahí?…

También la versión de massacre.  

Aparte de Thin Lizzy, ¿qué otras referencias habéis tenido?

Ésa es la referencia común de todos los músicos que pasaron por el grupo. Hoy está Alberto que lleva 20 años, está Fernando… pero hubo mucha gente en los 80 que actuaron y todos coincidíamos. De hecho, la primera versión que hicimos de Thin Lizzy fue de un guitarrista, Oscar, que no llegó ni a grabar. Thin Lizzy era el grupo común.

Imagino que aparte, cada uno tiene sus gustos personales.

Claro, a Yosi le gusta mucho Neil Young y Alberto lo odia.

Hay pique…

Claro, pero literal. Tienen unas broncas… pero el grupo coincidente siempre ha sido Thin Lizzy.

Existe, en determinados sectores de la crítica, una creencia o una generalización injusta hacia el rock español que queda relegado o acomplejado como si fuera para adolescentes. ¿Por qué creéis que ocurre?

La música es una cuestión de sentimientos. Tienes que estar siempre receptivo a algo que te pueda apasionar ya que en cualquier momento te puede gustar cualquier cosa, en el sitio menos esperado y del estilo que menos te gusta. Lo que pasa es que hay unas querencias y preferencias por parte de ciertos críticos que, por ejemplo, argumentan que como dice Homer Simpson “eres más aburrido que un solo de Allman Brothers”. Sin embargo, cogen un solo de Coldplay y les parece encantador, por tanto, ¿en qué quedamos?, ¿te molestan los solos largos o no? Aquí ya empieza a haber favoritismos y deformaciones profesionales.

En el mundo del rock hay grupos como Whitesnake -que Alberto me traduce las canciones- y es para matarlos, que con 50 años cante eso: niña eres el amor de mi vida y tal… Hay otros grupos que tienen unas letras que van contigo a lo largo de tu vida y se te acercan a ti en el momento que las estás viviendo desde la etapa adulta hasta la vejez. Después hay otros que dicen banalidades, pero también lo dicen grupos de música indie. Hay auténticos animales y aunque el no saber inglés te ayuda mucho, sí que dicen cosas que no tienen importancia. Sin embargo, Nick Cave escribe muy bien, Bob Dylan evidentemente, Tom Waits es una maravilla y escribe bien, pero hay otros que no –dentro de la música indie-.

El problema es que si no te gusta un estilo te cuesta utilizar de tu archivo de memoria esas palabras de grandioso, tremendo, maravilloso, esas palabras las dejas para tus grupos o estilos favoritos. En cambio a otro grupo que ha hecho un trabajo enorme les dices “no está mal”, “es un buen disco”, “ya iba siendo hora”. Ahora, sí hay grupos de heavy que siempre han sido para adolescentes y lo siguen siendo.

Pero no se puede generalizar…

Claro, hay que empezar a especificar. Tampoco los críticos tienen a nadie que les diga “mira, esto no es así”. Y tampoco tienen que ser dogmáticos, ni crear escuela ni opinión ya que es su propia opinión. Yo llegué a comprar discos por la opinión de algunos críticos y ahora lo hago al contrario, si a éste le gusta, yo no lo compro. Tampoco está mal, me quedó muy bien.

Alberto Cereijo y Tino Monjón

Vuestras letras tratan temas cotidianos con las que tanto el público joven como adulto se puede identificar

Claro, pero nunca han escrito que Yosi es un buen letrista y eso no se te puede olvidar porque lleva 30 años escribiendo canciones cojonudas. Nadie cita a Alberto y hay que citarlo, te puede gustar el estilo o no pero técnicamente hay que hablar de él. Ahí encuentras, sino mala baba, prejuicios. A mí me gustan muchas cosas, veo todo lo que puedo y me apasiona la música. Siempre voy receptivo, pero claro hay gente que cuando le dices “Hola” por la calle te dice “Hola, ¿de qué?”. Parece que haya cabreo permanente. Hay críticos que manejan esa manera de escribir, van contra unos estilos, una estética y no valoran la base de las cosas.

Es muy complicado, al final hay que escuchar y no hacer caso a nadie. Es fundamental tener criterio propio.

Por último, quería comentar la letra de Santa Compaña… al final dice: cambian los tiempos pero el hombre no cambiará jamás

Es cierto, los sentimientos siempre han sido los mismos, hace 30 siglos que la gente se pelea por las mismas cosas, quiere por los mismos motivos, y ríe porque algo le hace gracia. También llora de alegría y de tristeza, el hombre no cambia pero sí los tiempos.

¿Nos podéis avanzar algo sobre trabajos futuros?

Estamos con esto, sacar el disco, tocar y tirar para adelante, sobrevivir en definitiva.

Yosi y Charly cantando y tocando Pardao

A ver cómo acoge la gente estas nuevas canciones…

Sí, la gente las acoge bien, incluso gente a la que no le gustaban Los Suaves. Y nada, a la tristeza le llevamos guitarrazos y al aburrimiento le llevamos Los Suaves, que ya es bastante. Más adelante hay algunos proyectos que se están  hablando y ya veremos si salen. Estamos muy animados con esto.

Parece que habéis recuperado el espíritu de grupo y de sacar las cosas adelante.

Estamos muy bien los cinco, nos llevamos muy bien y queremos estar en el ensayo, cuando antes querían escaparse todos. ¡Son cosas de los 30 años!

Entrevista realizada el 26 de marzo de 2010 y publicada en Todas las novedades .

Posts relacionados:

Los Suaves – Adiós, Adiós

“Para nosotros el rock ‘n’ roll siempre ha sido una manera de transgresión”

La tierra está sorda, historia viva a ritmo de rock

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Décadas y estilos

Música en Tránsito

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Comentarios recientes

frutasingular on La imagen de un final: Lynyrd…
frutasingular on Videoarte
org.uk on Coloquio con Jesús Franco sobr…
Desde Tránsito no nos hacemos responsables de los enlaces externos y os animamos a adquirir copias originales (siempre que podáis). Este es un espacio altruista para compartir y divulgar la cultura en el que esperamos podáis conocer cosas nuevas o sorpredentes.

A %d blogueros les gusta esto: