21
Ago
10

Ximo Tébar: Integrando sonidos en el lenguaje del jazz

(Entrevista publicada en All About Jazz/Interview in English published in All About Jazz)

Ximo Tébar

La labor de Ximo Tébar como músico, productor y director de su propia escuela de música le sitúa como una de las grandes figuras del jazz en Valencia. Además, su música y talento le han otorgado un gran reconocimiento internacional como guitarrista y compositor. Sus habituales colaboraciones con algunos de los mejores músicos del mundo del jazz, la variedad estilística de su discografía y su admirable capacidad de trabajo hacen de Tébar un artista al que vale la pena seguirle la pista.

Sus grabaciones pueden dividirse en dos categorías. Por una parte, Tebar trabaja con formaciones relativamente grandes en discos de jazz fusión donde destaca la importancia de los arreglos y las texturas. Por otra parte, Tébar también se ha centrado en un jazz más ortodoxo, normalmente en trío, donde brilla la interacción entre los músicos así como su impresionante habilidad como solistas.

Su último disco, Celebrating Erik Satie (Omix Records, 2010), está dedicado al compositor de música clásica Erik Satie. De acuerdo con las palabras de Victor L.Shermer para AllAboutJazz.com, “la palabra clave de este disco es ‘jugar’, con las consecuentes implicaciones de humor e ironía -matizadas con tristeza chaplinesca- que caracterizan lo que Tébar y su formación nos ofrecen a partir de Satie.”

Josep Pedro: Comenzaste a tocar a los 7 años, ¿Qué hizo que te decantaras por la guitarra?

Ximo Tébar: Fue una casualidad. Mis padres me regalaron una guitarra buscando un remedio para que dejara de comerme las uñas.

JP: Es indudable que la guitarra ha sido el instrumento central en el desarrollo de estilos como el rock ‘n’ roll pero en el jazz, incluso después de ganarse un hueco como instrumento solista, parece que mantiene una posición secundaria con respecto a los vientos, ¿cómo lo sientes?

XT: Originalmente la guitarra en el jazz ocupaba el lugar de acompañamiento con parte de la base rítmica, pero actualmente ya es un instrumento solista que tiene la particularidad de poder ser utilizado también como parte de la base rítmica, como el piano.

JP: En tu último trabajo, adaptas composiciones de un autor de música clásica. ¿Cómo surgió la idea de adaptar esos temas a un lenguaje jazzístico? ¿Cómo se afronta un reto así?

XT: Me encanta escuchar música clásica, y también estudiarla y analizarla. No soy un especialista del género pero no olvido que la música clásica es la madre del cordero en el ámbito de composición, armonía, orquestación, etc. La música de Erik Satie siempre me ha cautivado, y a raíz de una propuesta que me hizo el Instituto Valenciano de la Música de hacer un disco y un concierto en el Festival Xàbia Jazz, decidí materializar la idea de grabar la música de Satie en clave de jazz. Una de las cosas que más me gustan es fantasear con la música de otros compositores, versionear, re-armonizar, darles otro aire, hacer arreglos, producir, etc.

Portada de Celebrating Erik Satie

JP: Sobre Erik Satie se leen varias cosas que tienden a repetirse: la dificultad de clasificar su música y su carácter singular. ¿Qué le distingue de otros autores?

XT: Bueno, parece ser que era un tipo muy peculiar. Su personalidad transcendió mas allá de su propia música convirtiéndose en un referente intelectual de su época. Tanto en el ámbito personal como musical era muy excéntrico, transgresor y atrevido. El reto y el objetivo que he buscado con la realización del proyecto “Celebrating Erik Satie” ha sido el de transmitir a través de la música una visión de la obra de Satie basada en las características de su personalidad: riesgo, atrevimiento, osadía, vanguardia, fusión, libertad…, es decir su visión del mundo.

JP: La historia sitúa el nacimiento del jazz en el sur de EE.UU., en ciudades como Nueva Orleans. En el disco estás adaptando composiciones de música clásica de un autor de finales del siglo XIX y principio del XX. ¿Cómo se entiende esta dualidad en la música (popular) negra y la música clásica europea (tradicionalmente más elitista)?

XT: En mi opinión, hoy en día la música ya no se clasifica en géneros, estilos, lugares, etc. Cualquier idea creativa nace de la influencia y el conocimiento global e histórico de todas las músicas existentes en el planeta, desde Bach hasta Herbie Hankock pasando por Bob Marley, Los Beatles, Louis Armstrong, Schonberg, Coltrane, Mozart, Camaron, Paco de Lucía … El reto está en intentar canalizar todas esas influencias desde tu propia óptica y tu propia creatividad. Es apasionante.

JP: ¿De dónde toma su inspiración el jazz en la actualidad?

XT: De todas las musicas y culturas.

JP: Como músico y productor implicado, ¿Cuáles crees que son las posibilidades de crear una escena de jazz local fuerte en Valencia? ¿Qué caminos hay que seguir?

XT: La formación desde pequeños, en la escuela. No solo para el jazz, sino para la música en general. La música debería ser una asignatura obligada en la escuela primaria porque en ella van implícitas muchas cosas que ayudan a la formación y los valores del individuo: disciplina, estudio, trabajo en grupo, superación, concentración, improvisación, creatividad, etc.

Portada de Ximo Tebar Goes Blue

JP: Musicalmente has repasado estilos muy distintos en discos como Ximo Tebar Goes BlueSon Mediterráneo y ahora Celebrating Erik Satie, por citar unos pocos. Existen artistas que escogen su estilo y se centran exclusivamente en él. En tu caso, ¿por qué esta variedad estilística?

XT: Porque me gustan muchos tipos de música, y en cada época me apetece hacer algo diferente.

JP: Un rasgo común a lo largo de tu discografía es la presencia del órgano donde has contado con la participación de grandes músicos como Lou Bennet, Dr. Lonnie Smith o Joey DeFrancesco. ¿Qué aporta ese sonido a diferencia del piano?

XT: Una de las formaciones standards en el ámbito del jazz es el trio de órgano, guitarra y batería. Yo tengo la suerte de poder trabajar asiduamente con los mejores organistas de jazz del mundo. Esta suerte se la debo a Lou Bennet con el que trabaje como director musical de su trío durante diez años haciendo giras y grabaciones por todo el mundo. Gracias a esta colaboración también tuve la oportunidad de compartir escenario y hacer solidas relaciones con músicos de jazz históricos como Benny Golson, Johnny Griffin, George Benson, etc.

JP: Has tocado con una gran cantidad de músicos reputados como Johnny Griffin, Lou Donaldson, Benny Golson, Anthony Jackson, Tete Montoliu… ¿Guardas al algún recuerdo favorito que quieras compartir?

Ximo Tébar con Ray Charles y Dr. Lonnie Smith

XT: Gracias todas las giras, conciertos, grabaciones y convivencia con ellos en los ensayos y en los viajes (horas y horas de avión o de coche) he podido vivir y beber de la fuente original el preciado elixir del verdadero jazz y el blues. Jamas me han dado una clase de música.

JP: Hace apenas un mes estuviste tocando con Raimundo Amador a las puertas del IVAM. ¿Qué tal fue la experiencia? ¿Cómo ensayasteis los temas para el concierto?

XT: Raimundo es un músico integral. Aprendo mucho conviviendo y tocando con él. Es una gran persona y muy implicada con la música y los valores que representa. Con Raimundo, así como con otros grandes músicos no hace falta ensayar para subir a un escenario. Subimos al escenario a tocar y en ese momento se construye algo precioso e interesante. Eso es lo que es, en mi opinión, la grandeza y la definición del jazz; la capacidad de crear en función de lo que pasa en el momento.

JP: Después de leer numerosos titulares y artículos, tanto en prensa nacional como internacional, parece que disfrutas de una posición de respeto y prestigio entre compañeros, colegas y críticos. ¿Cuáles son tus próximas metas? ¿Qué objetivos te planteas?

XT: Llevo muchos años en esto, estudiando, haciendo conciertos, colaborando en proyectos, grabando mis discos o produciendo discos de otros artistas, me apasiona crear proyectos nuevos y fijarme metas y objetivos. Actualmente estoy dedicado a un proyecto muy interesante y novedoso que estamos desarrollando en el IVAM. Se trata de una interesante iniciativa del Instituto Valenciano de Arte Moderno, que promueve un proyecto de creación y experimentación en torno a la música de jazz de forma continuada como parte integrada de las actividades paralelas del museo, ampliando de esta forma su oferta cultural y abriéndose a otras disciplinas como la música de jazz de vanguardia. Mi objetivo es poder seguir trabajando y me encantaría colaborar a que la ciudad de Valencia se consolide como un referente cultural por su innovación y modernidad, y también a facilitar, a través de la música, la integración de los nuevos colectivos sociales provenientes de otras culturas apostando por la interculturalidad.


0 Responses to “Ximo Tébar: Integrando sonidos en el lenguaje del jazz”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Décadas y estilos

Música en Tránsito

agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Comentarios recientes

frutasingular on La imagen de un final: Lynyrd…
frutasingular on Videoarte
org.uk on Coloquio con Jesús Franco sobr…
Desde Tránsito no nos hacemos responsables de los enlaces externos y os animamos a adquirir copias originales (siempre que podáis). Este es un espacio altruista para compartir y divulgar la cultura en el que esperamos podáis conocer cosas nuevas o sorpredentes.

A %d blogueros les gusta esto: