Archive for the 'rockabilly' Category

06
Mar
11

Cat Club: Trabajadores del Rock ‘n’ Roll

En la MondoSonoro de marzo podéis leer la entrevista que realicé al grupo de rock ‘n’ roll Cat Club a propósito de la inminente gira por EE.UU. y la grabación de su próximo trabajo, “Historias del Lado Este”.

Sean o no buenos tiempos para el rock ‘n’ roll, Cat Club sigue peleándolos. El grupo ya está en el estudio grabando su tercer disco, “Historias del Lado Este”, título inspirado en el West Side Story de Leonard Bernstein. Mientras tanto, se preparan para su inminente gira por el Midwest Norteamericano.

Habrá que tener paciencia y esperar hasta el próximo otoño pero, ¿cómo será el nuevo trabajo de Cat Club? ““Con el Debido Respeto” iba enfocado un poquito más al cine negro y “Historias del Lado Este” un poco más al rollo urbano, a los problemas de cualquier chica de quince años y a los temas que suceden día a día. Las letras están un poco más enfocadas a las ciudades, a los problemas de la gente… a nuestro mundo real.”

Aunque volcados en la grabación del disco, Cat Club se prepara ya para llevar su rock ‘n’ roll en castellano a tres de los EE.UU. Desde el 10 al 15 de abril, Winona, Rochester y Minneapolis en Minnesota; Omaha en Nebraska; y Sioux City en Iowa recibirán una intensa descarga de nuestros Cats. “Nos interesa mucho preparar un buen repertorio porque son cinco días seguidos. Tendremos cuatro o cinco versiones pero el ochenta por cien del repertorio lo haremos en castellano. Haremos la selección más potente que tengamos, lo que más gusta a la gente: “Con el Debido Respeto”, “Otro Ocupara Mi Lugar”… canciones con las que sabemos que la gente reacciona muy bien.” Para tres músicos que se definen como trabajadores del rock ‘n’ roll y que se nutren de géneros clásicos americanos, viajar a EE.UU. es un obligado, una aventura y una ilusión. “Nunca se sabe, a lo mejor allí hay algún promotor que nos escucha en directo, flipa con nuestro sonido y luego, al cabo de seis meses u ocho meses, la gira puede ser un poco más extensa. La cuestión es contactar para volver en condiciones mejores. Si no fuéramos con esa ilusión no valdría la pena.”

Eso sí, Migue, Archie y Lucky también aprovecharán para hacer un poco de turismo: ver los tremendos parajes del nacimiento del Mississippi, visitar Albert Lea -ciudad natal del mítico Eddie Cochran- y quizás reunirse con el todopoderoso Brian Setzer.Encontrase con el principal referente rockabilly desde los años 80 supondría cerrar un capítulo que se abrió hace un par de años en San Pedro del Pinatar (Murcia), cuando Cat Club teloneó a Stray Cats en su gira de despedida. “A los mitos a veces mola tenerlos como mitos de lejos. En un póster en el cuarto. Al conocerlos personalmente a lo mejor te desengañas un poco, aunque no es el caso porque no nos dio tiempo a conocer a Brian. ¡Salió tan zumbado que no había dios que lo cogiese! ¡Brian Brian…!” Aunque guardan fidelidad a los Stray Cats al preguntarles por su actuación preferida, tienen mucho de donde elegir. Han compartido escenario con gente como Robert Gordon, Crazy Cavan, Sleepy LaBeef y recientemente con Imelda May. “Desde los 9 años, quién me iba a decir a mí [Migue] que yo iba a estar en el mismo escenario con los Stray Cats. Entonces vengan las actuaciones que vengan y hayamos hecho lo que hayamos hecho, la de los Stray Cats.”

Ante la inminencia de la gira resulta inevitable no recordar su viaje a Japón del año 92, todavía con su banda originaria Los Swinguers, tras ganar un concurso de maquetas. A la vuelta, grabaron y presentaron su primer trabajo en programas tan mainstream como “Pasa la Vida”, con María Teresa Campos en TVE. Las experiencias de aquel viaje revivirán en “Historias del Lado Este”. “Hay un título de canción de este nuevo disco, “Habitación 401”, que hace referencia a nuestra habitación y a lo que pasó allí. Fue una gran experiencia con todo lo que tienen las grandes experiencias cuando eres joven o novato en estas historias. Conoces un poco la industria, la gente que se mueve alrededor, los intereses que hay creados, todo lo que te prometen y que luego no se cumple… Pero eso tampoco nos convenció nunca. Siempre hemos ido de caminito, como las hormiguitas.”

Después de las fantásticas noticias para el grupo y sus seguidores, Cat Club mantiene su ritmo de bolos con la actitud abierta que les caracteriza y la misma aspiración de siempre: conectar con el público. Mucha de la gente que viene a vernos y nos apoya o felicita es gente que no son roqueros, sino gente que ha pasado por allí, por casualidad o porque lo han escuchado en la radio. Aparecen en los conciertos y se sorprenden gratamente, nosotros más todavía. Eso nos enorgullece. Este mes de marzo estarán el día 4 en la sala Durango junto a Gatos Locos, el 18 en el Four Seasons de Castellón y el 26 en la Edad de Oro.

Anuncios
12
Feb
11

El Ritme de Rosco

(Article orginal publicat a Bocabadat)

Rosco Gordon

Boogie, blues, rockabilly, rock ‘n’ roll, bluebeat, reggae… Amb un grapat de gravacions i superant constants problemes amb les discogràfiques, el ritme de Rosco va tindre una influència fonamental en tots aquests estils.

Junt a músics com B.B. King, Howlin’ Wolf, Ike Turner, Johnny Ace o Little Milton, Rosco Gordon fou una de les figures claus d’allò que s’anomenà “Memphis Blues”. Aquest subgènere va sorgir de Beale Street, principal carrer de Memphis hui convertit en atracció turística però un dia centre de la comunitat negra. Ja des de finals del segle XIX i al llarg de les primeres dècades del XX, Beale Street es consolidà com un centre de diversió, música, i compromís social.

El camí discogràfic de Rosco, mostra de les sovint difícils relacions entre drets i segells, va ser complicat. Gravà per a RPM, Sun, Chess, y Duke, principals companyies associades al blues i el rock ‘n’ roll. En el cas de Duke, companyia formada a Memphis a l’any 52, el primer single publicat va ser el seu “Hey Fat Girl”. Després d’haver tocat per Beale Street al llarg dels quaranta com una de les atraccions locals, Rosco Gordon es comprà el seu primer cadillac als 15 anys.  Però la llista d’èxits de Rosco (“Booted”, “No more Dogging”…) no va durar tant com s’haguera esperat.

Després d’uns bons anys Rosco abandonà la música professionalment i es traslladà a New York amb la seua dona. Durant anys, aquell adolescent que deleitava al públic amb la seua veu i ritme al piano va treballar en una lavanderia, actuant només com a convidat en concerts i festivals. En 2002 Rosco aparegué en el documental Road To Memphis, dirigit per Clarence Pearce. Eixe fantàstic documental es el seu últim testimoni, ja que va morir a penes sis setmanes després. Caminant pel seu Memphis natal, Rosco es mostra com una persona entranyable que disfruta tocant el blues mentres recorda els seus temps a Beale Street; mentres recorda aquells temps.

21
May
10

The Reverend Horton Heat en concierto

Lugar Sala Mirror (VLC) Fecha 7/04/10 Estilo Country-fed punkabilly  Aforo Medio Valoración *****

La primera visita de Reverend Horton Heat a Valencia nos dejó un concierto sobresaliente. El trío de Dallas, Texas atacó con fuerza un espectáculo de ímpetu, crudeza y sentido del humor. Entramos en calor con algunas de sus canciones más punk para después disfrutar con rock ‘n’ roll, detalles de psycho e historias country deudoras del movimiento outlaw. Historias ácidas, bajos cabalgantes, sonidos del oeste y una sobrada capacidad para controlar las dinámicas de intensidad. The Reverend Horton Heat demostraron ser un grupo bien engrasado en el que todos actúan por el bien del conjunto y de las canciones. Presentaron canciones de su último trabajo (Laughin’ and Cryin’) como “Drinkin’ and smokin’ cigarettes”, “Rural point of view” o “Death metal guys”, las combinaron con sus clásicos y con una versión de perfecta “Folsom Prison Blues”. Además, destacó la violencia de “400 bucks” y el swing de “The Devil’s Chasing Me” dónde, por momentos, sonaron como un trío de jazz. Hacia el final, el grupo se fue presentando de uno en uno para que todos tuvieran su momento de reconocimiento y aplauso. El grupo se marchó a lo grande tras una lección sobre la manera de encarar la tradición musical; conócela y moldéala a tu gusto, sin complejos.

Crónica Reverend Horton Heat (Mondo Sonoro Abril 2010)

Crónica publicada en Mondo Sonoro (Comunidad Valenciana, Mayo 2010)

Posts relacionados:

“Hay algo de verdad en cada canción de Reverend Horton Heat” (Entrevista con The Reverend Horton Heat)

Stevie Ray Vaughan revisitando el blues

Janis Joplin & The Big Brother Holding Company

Janis Joplin y la “Kozmic Blues Band”

30
Abr
10

“Hay algo de verdad en cada canción de Reverend Horton Heat”

Interview Reverend Horton Heat (original version) (7th of April, 2010)

Entrevista Reverend Horton Heat

Hablamos con Jimbo Wallace, el potente contrabajista de Reverend Horton Heat, aprovechando la primera visita del grupo a Valencia. Jimbo nos atiende al pie del escenario minutos antes de empezar el concierto. Comentamos su último trabajo, Laughin’ and Cryin’, además de repasar sus señas de identidad, su amada tejas y el estado del country.

Josep con Jimbo Wallace

Desde su debut Smoke ‘em If You Got ‘em en el 91, la trayectoria de Reverend Horton Heat se ha caracterizado por la combinación independiente de géneros aparentemente distantes como el rockabilly y el punk. Partiendo de una base de country enraizada en las historias al margen de la ley del Outlaw Country, el grupo agarra la tradición y la utiliza a su gusto; con delicadeza o a sacudidas, sin ánimo de repetir y con capacidad para darle vida autónoma. De la fantástica experiencia de su concierto, destaca –entre tantas cosas- su unión y destreza instrumental capaz de controlar los tiempos con maestría. Por si todo eso no fuera suficiente, Jimbo Wallace nos habla con sencillez sobre historias de rock, referencias pasadas y compañeros de viaje.

Habitualmente, los grupos de psychobilly se han centrado en la parte punk del rockabilly. En vuestro caso, habéis combinado el sonido del genuino rockabilly con el punk de una manera poco tradicional. ¿Cuál fue el enfoque en vuestro último disco, Laughin’ and Cryin’?

El Reverendo tenía muchas canciones de country ya escritas y necesitábamos grabarlas para un disco así que dijimos: “estas canciones son muy buenas, vamos a hacerlo.” Dijo que nuestro siguiente disco sería más de rock ‘n’ roll pero para este teníamos varias canciones que había que grabar. Eso siempre ha sido una de las cosas especiales de Reverend Horton Heat porque podemos calmar los temas y hacer canciones románticas y luego podemos hacer rock ‘n’ roll, punk, punkabilly o rockabilly. Todo viene del conjunto: distintos estilos, pasión por la música y distintos grupos. Yo soy un fan de las canciones románticas y al Reverendo  le gusta Johnny Burnette y Jerry Lee Lewis. Crecí escuchando los discos de Buddy Holly y Elvis Presley de mi padre. Pero cuando era adolescente el punk rock era lo mío. A Paul le encanta el heavy metal –Iron Maiden y cosas así- y vale realmente la pena para las canciones más rápidas y salvajes.

El Reverendo y Jimbo

Muchas de las letras del Reverendo son una celebración de sexo, drogas, alcohol y coches. ¿Crees que eso concentra todo el sentido de la historia del rock ‘n’ roll, incluso desde que el blues era considerado música del diablo?

Bueno, no somos los primeros en hacer eso y esos temas tienden a ir de la mano con el rock ‘n’ roll pero somos mucho más tranquilos en casa que en la carretera. Es también parte del personaje y de estar en un escenario de rock ‘n’ roll. La gente espera ciertas cosas de ti. Funciona de esa manera pero cuando estoy en casa llevo a mis niños al colegio. Pero, ya sabes, hay algo de verdad en cada canción de Reverend Horton Heat y cada uno elige lo que cree que es verdadero.

Muchos artistas han señalado diferencias entre tocar en Estados Unidos y hacerlo en Europa. ¿Qué diferencias ves, especialmente en España?

Sabes, a los jóvenes les gusta el rock ‘n’ roll en todo el mundo. Somos más conocidos en Estados Unidos así que supongo que viene más gente a vernos. Pero, cada vez que tocamos en España, tenemos más público y están igual de contentos que allí. A todos les gusta el rock ‘n’ roll, es universal. Una cara sonriente es una cara sonriente en el público y cuánto más se involucra el público, más nos involucramos nosotros.

En Laughin’ and Cryin’ habéis grabado There’s a little bit of everything in Texas (Ernest Tubb) y las referencias a vuestro estado son habituales. El año que viene estaré en Austin, ¿nos podrías contar cómo es la tradición musical de Texas?

Enhorabuena, te encantará. Supongo que siempre le han puesto algo al agua que nos ha hecho tener grandes guitarristas. Stevie Ray Vaughan, Reverend Horton Heat… Hay muchos guitarristas, mucha música en directo y muchos sitios dónde emborracharse. En verano puedes disfrutar del río y el agua fresca y un campo con colinas precioso. Tienes naturaleza y música al mismo tiempo y eso hace que Austin sea el lugar perfecto para vivir.

Jimbo Wallace con su contrabajo en llamas

Si hacemos un repaso al rockabilly, notamos que es una mezcla de muchos estilos. Normalmente se habla de rock y country, incluso de blues, pero ¿cuánto jazz hay en la música country?

No creo que haya demasiado jazz en el country pero parece que incorporamos algo. Chet Atkins desde luego…muchos guitarristas tienen la capacidad de hacerlo. Me encanta el lado jazz de todo ello. El Reverendo lo hace a la perfección porque tenemos tantos cambios de dinámica en nuestra música que podemos ir de rápido a lento. Está todo en nuestras manos, no dependemos de ese sonido para calmar los temas y hacerlo jazz pero me encanta el swing del jazz. Me gusta escuchar swing, jazz, rock ‘n’ roll, rockabilly o psychobilly, como quieras llamarlo… nunca nos habíamos considerado psychobilly aunque tengamos unas cuantas canciones que sí lo son.

La música country ha sido dividida en muchos subgéneros. El más reciente es alternative-country. ¿Qué piensas de tantos nombres y de este estilo concreto?

Me gusta el alternative-country. Creo que mi favorito ahora mismo es Dale Watson. No sé si es muy conocido aquí. Nosotros lo llamamos Honky-tonk y me encanta porque es auténtica música de bar -para beber cerveza-, no como el country refinado de Nashville. Es auténtico country.

¿Qué te parecen grupos como Wilco y Drive-by Truckers que están llevando parte del country por todo el mundo?

Bueno, ellos tampoco son los primeros en hacer eso. En una gira llevamos a un grupo llamado Nashville Pussy y el cantante tiene otro grupo, Nine Pound Hammer. También me encantan ese tipo de cosas. Todo tiene la influencia del country pero es un poco más agresivo. Me gusta la agresividad de coger el country y llevarlo a otro nivel.

Por último, conocemos a Freddy King y a The Cramps así que, ¿podrías decirnos algunos grupos poco conocidos –al menos internacionalmente- que hayan influido en vuestra música?

De compañeros contemporáneos me encanta Wayne “The Train” Hancock. Es fantástico y está muy marcado por la influencia de Hank Williams. Por supuesto, también me gusta el punk-rock pero soy de la vieja escuela. En el coche llevo puesta la emisora Oldies; Led Zeppelin, Creedence Clearwater Revival y cosas así. No tengo oportunidad de escuchar mucha música nueva salvo las bandas que conozco y me dan sus discos. Hay tantos grupos fantásticos ahí fuera que no conocemos…

Entrevista realizada el 7/04/2010

The Reverend Horton Heat

Posts relacionados:

The Reverend Horton Heat en concierto

Stevie Ray Vaughan revisitando el blues

Janis Joplin & The Big Brother Holding Company

Janis Joplin y la “Kozmic Blues Band”

“Para nosotros el rock ‘n’ roll siempre ha sido una forma de transgresión” (Entrevista Barricada)

“A la tristeza le llevamos guitarrazos y al aburrimiento le llevamos Los Suaves” (Entrevista Los Suaves)

10
Abr
10

The Del Moroccos – Blue Black Hair

Disco "Blue Black Hair" de la banda The Del Moroccos

Ocho miembros conforman esta genial banda de Chicago: guitarra, bajo, batería, piano, saxo barítono y tenor y tres voces femeninas que irradian fuerza surfera y sobretodo, “rockanrolera”. Hablamos de músicos con experiencia ya que han participado en bandas de diferentes estilos como  rockabilly, surf, ska, jazz y R&B, y de todos ellos bebe The Del Moroccos. Como consecuencia de su debut nos han dejado un disco que recuerda al denominado rock’n’roll negro de los 50 y también desprende una ráfaga de garage y surf. Blue Black Hair se compone tanto de versiones ded los 50 y 60 como de temas propios.

El tema Baby Doll abre el disco recordando que el rock’n’roll se ha servido de los argumentos estereotipados más clónicos  para tratar desde sus inicios temas básicos del ser humano, es decir, relaciones amorosas como la que Chuck Berry ya nos contaba en su canción Oh Baby Doll en la década de los 50. La melodía inicial de I don’t Know rompe el veloz tempo del disco  con un comienxo sexy acompañado del saxo en su vertiente más seductora. Se trata de una balada a la que le sigue Don’t Break My Heart, es decir, un remolino de rock’n’roll con intro del veterano guitarrista Jimmy Sutton (líder de Jimmy Sutton’s The Four Charms) , solos del saxo (Josh Bell) y voces (Gabrielle Sutton, Sarah Goldstien, Adrienne Stoner) con una emoción arrasadora que recuerda al estilo más punk. Además, destaca la versión de El tren de la costa de los Sirex acompañada de guitarras  surferas.

The Del Moroccos

The Del Moroccos

Se ha dicho de ellos que podrían ser perfectos para la banda sonora de una película de Tarantino; se les ha definido como una poderosa banda de rock’n’roll; pero lo único cierto y seguro es que ofrecerán diversión asegurada a todo aquel que quiera escuchar su disco o acercarse a alguno de sus conciertos. Pasen y vean… ¡entretenimiento y fiesta asegurados!

Canciones:

1 Baby Doll
2 He Knocks Me Out
3 That’s A Pretty Good Love
4 I Don’t Know
5 Don’t Break My Heart
6 Daddy You Lied To Me
7 I Want Some More
8 Blue Black Hair
9 I’d Rather Go Blind
10 El Tren De La Costa
11 Skinny Jimmy
12 Action Packed
13 That’s All You Gotta To Do

Descarga Del The Moroccos- Blue Black Hair

The del Moroccos (myspace)

26
Jun
09

Stray Cats – Gonna Ball (1981)

Gonna Ball (1981), el segundo disco de los Stray Cats, sólo se publicó en Inglaterra donde el grupo se había instalado tras la grabación de su álbum debut, Stray Cats (1981).  Brian Setzer (guitarra y voz), Lee Rocker (contrabajo) y Slim Jim Phantom (batería) cambiaron Nueva York por Londres en busca de un público más receptivo y lograron insertar su rockabilly en las listas de éxito británicas con singles como Runaway Boys, Rock This Town y su mayor éxito, Stray Cat Strut. El grupo, con la formación clásica de trío, fue capaz de protagonizar un revival del rockabilly en un momento en el que el punk inglés estaba acabado. La recuperación del sonido de los 50 y la reivindicación de figuras como Eddie Cochran o Gene Vincent (veáse Gene & Eddie) se combinaron con un sonido, en ocasiones, más duro y virtuoso pero que no se alejaba de los canones clásicos del rock ‘n’ roll y de los estilos que lo alimentan.

Si el primer disco incluía canciones como Storm the emabassy -proamericana y con mayor distorsión de la que acostumbraban- y Rumble In Brighton -centrada en las peleas de rockers en Brighton- además de los éxitos citados, el segundo disco parecía volverse más sofisticado e ir más atrás en el tiempo. Si bien Stray Cats (1981) ya incluía versiones clásicas como Jeannie, Jennie, Jennie (Eddie Cochran) o Double-Talking Baby (Gene Vincent), Gonna Ball (1981) incorpora composiciones e instrumentos distintos. Wasn’t that good, mi preferida del disco, remite inequívocamente a Louis Jordan desde el inicio por el uso del saxo, la llamada-respuesta entre saxo y guitarra, la forma de resolver y su ritmo característico de jump blues. En este sentido, los Stray Cats demostaron desde el primer disco con Wild Saxaphone y a lo largo de toda su carrera el gusto por el saxo.

Como novedades instrumentales reales encontramos en Gonna Ball (1981) la presencia de la armónica a cargo de Brian McDonald en Cryin’ Shame y el uso del teclado (Ian Stewart/John Locke) en Rev it up & go y (She’ll stay just) one more day. La primera sigue la línea del rock ‘n’ roll de Chuck Berry y la segunda, sin la voz de Brian pero con órgano y saxo tiene un toque más jazzy. Además, Brian Setzer utiliza el slide a lo largo de todo el disco: acompañándose en You Don’t Believe Me, llevando el peso en la instrumental Wicked Whisky marcada por el sonido sureño de EE.UU. , en Crazy Mixed-Up Kid donde Brian muestra su capacidad solista con el bajo galopante respaldándole y en Little Miss Prissy, una canción que resume el sonido del grupo.  Terminando con el repaso por las canciones, quedan la inicial Baby Blue Eyes -la única canción del disco incluida en el Best Of y Gonna Ball, la canción que da nombre al disco que siendo una buena canción no destaca por encima de las demás. Por último, Lonely Summer Nights, una balada de amor en la que Brian, acompañado por el saxo (Lee Allen/Steve Poncar), pone en práctica su faceta de crooner que continuaría con canciones como I won’t stand in your way.

En definitiva, hablamos de un disco con menor impacto comercial que el Stray Cats (1981) pero con una propuesta musical relativamente amplia y que se adentra en los orígenes y las potencialidades del rockabilly. Quizás la falta de canciones adecuadas para triunfar como singles o el siempre especial impacto del disco debut de una banda hicieron que Gonna Ball (1981) se colocara por detrás de su predecesor. Aún así, si contemplamos brevemente la trayectoria del grupo, estos dos primeros discos junto con el siguiente Ran’t & Rave with the Stray Cats (1983) son probablemente sus trabajos más completos y acertados.

Descarga Stray Cats – Gonna Ball

Posts relacionados:

Cat Club

09
May
09

Rock Billy, Rock

Esta vez os dejamos con una canción hecha en homenaje al estilo rockabilly en su conjunto y que hemos grabado y compuesto nosotros mismos. La canción está grabada por pistas y con guitarra acústica. Esperamos que os guste.

Three Steps To Nowhere – Rock Billy, Rock

Carlos Román – Voz; Josep Pedro – Guitarras




Décadas y estilos

Música en Tránsito

diciembre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Comentarios recientes

frutasingular en La imagen de un final: Lynyrd…
frutasingular en Videoarte
org.uk en Coloquio con Jesús Franco sobr…
Desde Tránsito no nos hacemos responsables de los enlaces externos y os animamos a adquirir copias originales (siempre que podáis). Este es un espacio altruista para compartir y divulgar la cultura en el que esperamos podáis conocer cosas nuevas o sorpredentes.