Posts Tagged ‘Delta Blues

27
Feb
11

Eric Tessmer Band: Incendiando el Blues

(Read the interview in English) Setting the Blues on Fire. Eric Tessmer Band

Entrevista publicada en Todas Las Novedades

Eric Tessmer

Combinando blues, rock y psicodelia, la Eric Tessmer Band se ha afianzado como uno de los grupos que más fuerte suenan en la histórica calle 6 de Austin. En el día de su 29 cumpleaños, Eric Tessmer y el batería Richard Lamm me invitan a pasar al backstage de Antone’s, mítico club de blues por el que han pasado gente como Muddy Waters, Buddy Guy y Stevie Ray Vaughan.

Los conciertos de Eric Tessmer son como un huracán. Mientras la gente baila, la intensidad sigue creciendo. Eric baja del escenario, tocando entre el público, y el bajista sale a la calle para atraer a más gente. Dos tipos sacan a una chica en brazos a tomar el aire. Suena “Taildragger”, “Skin the Rabbit” y “Draw” -temas de su último disco, Green Diamond-, pero también “Voodoo Chile”, “Red House” y “Goin’ Down”. El show termina como un estallido: riffs incendiarios, amplificadores a tope, Eric rompiendo las cuerdas y el wah wah, que sigue resonando en tu cabeza.

Josep Pedro: ¿Qué podemos encontrar en vuestro último trabajo, Green Diamond?

Eric Tessmer: ¡Música fantástica! Bueno, Texas Blues mezclado con psicodelia… ¿Tú qué dirías Richard?

Richard Lamm: La música es indicativa de las influencias de Eric que fueron fundamentalmente Pink Floyd, Stevie Ray Vaughan –aunque todo el mundo odia admitir que Stevie Ray es una influencia. ¿Cómo podría no serlo? Eso es como decir que Hendrix no es una influencia. Es estúpido. Así que Stevie debe ser reconocido. Estos tíos en la calle 6 dicen: “Oh no, no intento sonar como Stevie.” ¿Por qué no ibas a quererlo? – Lo que me encanta sobre tu forma de tocar y tu sonido es que has cogido a Stevie Ray Vaughan, Hendrix y el profundo blues sureño y te has cagado en todo haciéndolo tuyo. Es tan potente que la energía es infecciosa. –

JP: ¿Cómo te sientes al ser comparado con artistas como Hendrix y Stevie Ray Vaughan?

ET: Es muy halagador pero es una gran responsabilidad. Quiero decir, hay un Hendrix y hay un Stevie Ray Vaughan.

RL: Hay un Eric Tessmer

ET: Y un Richard Lamm.

JP: En ambos casos, tuvieron carreras muy cortas pero aquí mismo, en Antone’s, tenemos a Pinetop Perkins, todavía tocando a sus 97 años. ¿Tenéis algún objetivo en ese sentido, o no lo habéis pensado?

ET: Me gustaría tener una carrera larga. No quisiera parecer esnob pero tienes que tener la mentalidad.

JP: Una de las cosas que llaman la atención de Green Diamond es que habéis dividido la canción que da título al disco en tres partes. ¿Cómo surgió la idea? ¿Vino de Pink Floyd?

ET: El hecho de tener distintas partes sí que por influencia de Pink Floyd pero la primera parte está obviamente muy marcada por la influencia del Delta y Country Blues. Como de la vieja escuela. La segunda parte es un alegato en defensa de Pink Floyd. Es como tres canciones de Pink Floyd distintas fundidas en una, así que es como un tributo. Y la tercera reúne todas las influencias. Es muy Hendrix, tiene dos movimientos distintos y es una canción de doce minutos. Así que es donde todo se junta.

RL: Evolución.

JP: Tenéis algunos discos de vuestros principios descatalogados, Last Night at Joe’s and The Eric Tessmer Band LP. ¿Qué pasó?

ET: Hemos dejado de editarlos. Estos discos fueron grabados al principio de mi carrera. Los grabamos a todo volumen, rápido, y borrachos. No quiero que sigan circulando. Hemos tenido fans que preguntan por ellos pero no me vale la pena reorganizarlo todo.

JP: En Green Diamond también hay mucho trabajo de riffs de guitarra. En la canción “Taildragger”, por ejemplo, combinas el riff con la melodía cantada. ¿Cómo llegas a componer nuevas canciones?

ET: Normalmente es algo que escucho en mi cabeza. Luego solo tengo que sacarlo con la guitarra.

RL: La principal influencia que escucho en esa canción es del Delta Blues. Es una influencia sureña, de Luisiana, Mississippi y músicos como Lightnin’ Hopkins. Realmente, el disco es un gran homenaje a mucha gente.

JP: Cuéntame de dónde vinieron todas estas influencias.

ET: Estuve metido en el blues durante mucho tiempo desde que era pequeño. Pero crecí en Wisconsin, en el norte, y crecí con los discos de mi padre y en lo que podía encontrar. Mi padre me crió con Clapton, Hendrix, Pink Floyd, Zeppelin y cosas así. Yo solo lo rastreé hacia atrás, de donde todo vino.

JP: Es complicado crear cosas nuevas hoy en día y, a menudo, ese tampoco es el objetivo, pero al final cada uno intenta transmitir un estilo propio. ¿En qué dirección va el grupo?

RL: Con Green Diamond, el grupo ha solidificado el origen de dónde venimos tanto musical como artísticamente. Supongo que lo siguiente será no una salida pero sí un indicativo único de ETB [Eric Tessmer Band]. Creo que el siguiente disco va ser el que más o menos establezca una separación.

ET: Construir sobre las influencias.

RL: Green Diamond es “aquí está Eric” y ahora, esto es lo que puede pasar. Lo veo todo como una evolución.

JP: En Green Diamond habéis añadido nuevos instrumentos sobre el trío en que tocabais anteriormente.

ET: Sí, para rellenar el sonido. Trae otra dimensión. Todo el disco era con un grupo distinto y este disco lo ha cambiado todo.

Eric Tessmer Band

JP: ¿Qué le decís a todos aquellos que dicen el rock ‘n’ roll ha muerto?

ET: Pienso mucho en la gente cuando dice que el rock ‘n’ roll ha muerto o no es como era antes… ¡Claro que no! ¿Por qué querrías que fuese igual todo el tiempo? Si Muddy Waters fuera el único que pudiera tocar blues, sería bastante aburrido. Tiene que estar evolucionando constantemente. No todos podemos crecer en los campos de algodón. Realmente, no hay nada que puedas decirle a esa gente.

RL: Creo que las grandes corporaciones de la industria de la música no permiten que material verdaderamente artístico salga a la superficie. Porque todo tiene que estar empaquetado y puesto en una estantería donde quepa bien entre una cosa y otra. De esta manera, se pierde mucho arte. Espero que estés ayudando a correr la voz.

John Cougar Mellencamp una vez le preguntó a Chuck Berry: “¿Qué canciones vamos a tocar?” Este le contestó: “¡canciones de Chuck Berry!” Eso sería una Buena respuesta. Eric es un artista tan creativo como cualquier otro.

ET: Tienes ese cruce entre comercio y arte. Si quieres ganarte la vida tocando música, tienes que seguir ese juego para poder vender y poder sacar dinero hasta estar sobre una línea fina.

JP: Austin es llamada la “Capital Mundial de la Música en Vivo”. Tú creciste en Wisconsin y viniste hasta aquí. ¿En qué sentido es Austin distinto a otros sitios?

ET: Donde yo crecí había granjas y vacas. No hay una escena musical allí arriba. La música que yo quería hacer viene de Texas y los músicos a los que escuchaba también. Tenía sentido así que recogí las cosas y me mudé aquí. En cuanto a lo de la “Capital Mundial de la Música en Vivo”, cuando llegué aquí hace diez años la gente me decía: “Tendrías que haber estado aquí hace cinco años” y ahora, cuando la gente se muda aquí, casi me sorprendo diciéndoles: “¡Deberías haber estado aquí hace cinco años!” Está cambiando siempre y creo que si te paras a quejarte no estás aprovechando las oportunidades ni sacando lo mejor de la situación. Quiero decir, podría estar aquí quejándome de que la ciudad use el término “Capital Mundial de la Música en Vivo” para atraer turistas y no apoye a los músicos de la ciudad que se lo están cargando todo a sus espaldas. ¡Pero eso llevaría horas!

JP: ¿Qué puedes contarme de Clifford Antone, fundador de Antone’s y personaje clave en la escena musical de Austin?

ET: Básicamente, Clifford Antone, junto a unos pocos más como Kenneth Threadgill, convirtió a Austin en la capital mundial de la música en vivo por la manera en la que apoyaron la música. Llegué a conocer a Clifford muy bien antes de que muriese y, básicamente, dio su vida para apoyar la forma musical en la que creía, el blues. Eso es realmente alucinante. Incluso fue a la cárcel por el blues. No entraré en eso demasiado pero el tío hizo muchos sacrificios. Sacrificó su vida entera por aquello en lo que creía. Se preocupaba mucho por artistas nuevos, con nuevos chavales que iban creciendo… Intentaba sacar lo mejor de ellos.

JP: ¿En qué estáis trabajando ahora? ¿Cuáles son vuestros próximos objetivos?

ET: Estamos pagando el alquiler (risas). Ahora mismo estamos intentando conseguir una agencia de contratación y hacer unas giras por los Estados Unidos, además de componer para el siguiente disco.

25
Dic
09

Supervivientes del Blues: Pinetop Perkins – Pinetop & Friends (2008)

Nacido como Joseph William Perkins el 7 de julio de 1913, ‘Pinetop’ Perkins es uno de los grandes supervivientes del blues auténtico del Mississippi. A sus 96 años, Pinetop pertenece al pequeño grupo de bluesmen que siguen en activo, sacando discos y actuando en directo. David Honey Edwards (28 de junio de 1915), B.B. King (16 de septiembre de 1925), Chuck Berry (18 de octubre de 1926),  Fats Domino (26 de febrero de 1928), Matt ‘Guitar’ Murphy (29 de diciembre de 1929), Louisiana Red (23 de marzo de 1932), Otis Rush (29 de abril de 1935), James Cotton (1 de julio de 1935), Jerry Lee Lewis (29 de septiembre de 1935), Sugar Pie Desanto (15 de octubre de 1935), Willy ‘Big Eyes’ Smith (19 de enero de 1936) y Etta James (25 de enero de 1938) son algunos de los artistas clásicos enraízados en blues que siguen vivos y, aunque algunos de ellos ya no actúan, siguen representando al estilo con toda su fuerza. Algo tienen estos músicos cuando pasan todos de setenta y siguen con ánimo y salud para seguir interpretando música. Pinetop, cerca de la centena, gana en años a todos los demás y representa la figura del bluesman del Mississippi que emigró a Chicago.

Pinetop Perkins es conocido, sobre todo, por haber formado parte de la banda Muddy Waters en la que entró en 1969 sustituyendo a Otis Spann. Perkins se quedó con Muddy hasta el año 81 incluyendo las participaciones  en los célebres discos de retorno de Waters: Hard Again (1977) y I’m Ready (1978). Con un estilo notablemente distinto al de Otis Spann, Perkins se convirtió en una “figura legendaria por ser el mayor del grupo” (Gérard Herzhaft, La Gran Enciclopedia del Blues) y continuar con la tradición clásica del piano sureño. Mientras que Otis Spann había desarrollado un estilo de piano más moderno a partir de la influencia de Big Maceo, el sonido de Perkins estaba basado en el boogie-woogie y el barrelhouse. De hecho, uno de sus temas más emblemáticos, Pinetop’s Boogie Woogie, es una relectura de una composición original de Pinetop Smith. La canción original de Pinetop Smith, grabada en 1928, se cita a menudo como la primera grabación de boogie woogie.

Pinetop nació en Belzoni (Mississippi) en el año 1913 y empezó tocando la guitarra hasta que una herida causada en una pelea con una corista le hizo pasarse al piano. A partir de ahí, estuvo actuando como músico durante los años 30 y 40 en la zona del delta del Mississippi. Pasó tres años junto el cantante y armonicista Sonny Boy Williamson II con el que participó en el programa de radio King Biscuit Time de la KFFA, estuvo de gira con Robert Jr. Lockwood y con Robert Nighthawk con quien llegó a viajar a Chicago para grabar con él para Chess Records. Era 1948, el año en que Muddy Waters iba a empezar a ganar cierta popularidad con la grabación de I can’t be satisfied y Little Anna Mae pero Pinetop todavía no estaba preparado para la gran ciudad industrial. Volvió al sur y tras una breve colaboración con B.B. King, recorrió estados junto al genial guitarrista Earl Hooker durante la década de los 50. En el 53 grabó el tema mencionado, Pinetop’s boogie woogie, para Sun Records. Sam Phillips, fundador de Sun, se hizo famoso por ser el “descubridor” de Elvis pero antes de grabarle a él, se dedicó a grabar a músicos de country y bluesmen como Howlin’ Wolf y el propio Pinetop Perkins. No resulta nada raro que fuese así ya que el blues, y específicamente el boogie woogie es el principal antecesor del rock ‘n’ roll -si es que de verdad son géneros distintos-. Perkins siguió su andadura musical junto a gente como Ike Turner y Boyd Gilmore y a finales de los sesenta volvió a Chicago para reunirse otra vez con Earl Hooker. Esta estancia en la ciudad del blues eléctrico sí fue definitiva para Pinetop Perkins que a los pocos meses entró en la banda del principal bluesman de la ciudad, Muddy Waters. Pinetop, que ya tenía 55 ó 56 años,  gozó entonces de su periodo de mayor popularidad así como de trabajo en una formación estable. Pinetop tuvo la difícil papeleta de sustituir a Otis Spann pero aportó su propio sonido y la experiencia de haber trabajado durante tantos años.

Curiosamente, la carrera de Pinetop Perkins ha ido de menos a más en cuanto a producción discográfica. Abandonó la banda de Waters en 1980 y formó The Legendary Blues Band junto a Willie “Big Eyes” Smith, Louis Myers, Calvin Jones y Jerry Portnoy. Más tarde, empezó a grabar como líder en las sesiones  y se convirtió en un músico habitual en festivales, programas y noticias. A partir de ahí, recogemos las palabras de su página web, “es ciertamente irónico que Pinetop esperara a cumplir los 80 para florecer como líder publicando 15 discos en 15 años empezando en 1992.”  Aunque recientemente se ha publicado también el dvd Born in the Honey que repasa la historia del pianista, Pinetop Perkins & Friends es su último trabajo de estudio. Se trata de un disco de blues fantástico en el que Pinetop hace su propia versión de 10 clásicos rodeado de colaboraciones: Nora Jean Bruso, Eric Clapton, Paul Diethelm, Willie Kent, B.B. King, “Little Frank” Krakowski, Eric Sardinas, Kenny Smith, Kester Smith, Leon Smith, Willie “Big Eyes” Smith, Bob Stroger, Jimmie Vaughan y Bill Willis.

El disco gira principalmente en torno a dos ejes: el boogie-woogie y la tradición del Chicago Blues. La primera es canción es Take it easy, uno de los boogies clásicos de Pinetop en el que vemos que Pinetop se mantiene en un gran estado de forma. Los coros femeninos y la guitarra solista terminan por redondear la canción. Down In Mississippi junto a la inconfudible guitarra de B.B.King y Barefootin’ (versión del hit de Robert Parker) siguen la misma línea y Look Yonders Wall nos remite al blues clásico de Elmore James. Por otra parte, hay dos versiones de su colega Muddy Waters. Canciones que interpretaron juntos y clásicos del blues: Got my mojo workin’ y  Hoochie Coochie Man en las que ahora Pinetop recoge algunos de los fraseos vocales de Muddy.  El apartado de canciones dedicadas a Chicago se cierra con la canción definitiva sobre esta ciudad,  el blues de Robert Johnson, Sweet Home Chicago. El disco lo completan Anna Lee, How Long/Come Back Baby -cantada junto a Nora Jean Bruso- y Bad Luck Baby, todos ellos blues lentos que añaden un poco de calma a un disco sorprendente.

Lo fabuloso de este tipo de músicos y artistas que provienen de orígenes tan  sencillos es la humildad que conservan, la naturalidad con la que hacen aquello que han hecho durante toda su vida. La mayoría nacieron en ambientes pobres, no fueron a la escuela ni recibieron una educación tal y como la concebimos ahora pero pusieron todo su esfuerzo y constancia en la música. Ahora reciben premios, son idolatrados por nuevas generaciones y se conservan como una especie de tesoros histórico-musicales. Pinetop Perkins es un de ellos…

 

 

 

 

Descarga Pinetop Perkins & Friends

Descarga Pinetop’s Boogie-Woogie

Posts relacionados:

Supervivientes del Blues: Fats Domino

El adiós de Pinetop

 




Décadas y estilos

Música en Tránsito

marzo 2017
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Comentarios recientes

frutasingular en La imagen de un final: Lynyrd…
frutasingular en Videoarte
org.uk en Coloquio con Jesús Franco sobr…
Desde Tránsito no nos hacemos responsables de los enlaces externos y os animamos a adquirir copias originales (siempre que podáis). Este es un espacio altruista para compartir y divulgar la cultura en el que esperamos podáis conocer cosas nuevas o sorpredentes.